Para todos nuestros queridos estudiantes y sus familias

Olavarría, 21 de Septiembre de 2020

Queridas familias:

Siempre estamos pidiendo tiempo, calidad de tiempo para estar en familia. Tiempo para conversar sin apuro. Tiempo para jugar con ellos. Tiempo para cuidar…

Tiempo. Qué variable que condiciona nuestros vínculos y nos llena de culpas por querer y no poder estar ahí: desde la escucha, el abrazo, la mirada, el arropar, el conversar con ellos para traer a la conversación aquello que habíamos acordado, como norma de familia, como algo entre él o ella y nosotros, sus padres.

El balance entre obligaciones y tiempo en familia, últimamente nos está dando resultados poco alentadores, sin embargo la vorágine en la que estamos nos está corriendo de lo importante, de lo esencial, de ese momento, que es ahora, hoy… que luego te lo cuentan, pero no es lo mismo. Sin embargo, la realidad nos empuja hacia las obligaciones, las responsabilidades, y ahí vamos: tratando de equilibrar el deber ser con el querer estar…

Este año, Marzo nos hizo replantear las rutinas, el afuera quedó en suspenso, el tiempo en casa ahora es todo. Y ahora sí, podemos estar , armar momentos como nunca antes pensamos, hacer actividades juntos, las que antes parecían una oportunidad de algún día …hoy puedes cuidar, conversar, atender, acompañar,observar… puedes volver a traer ese tema que quedó por la mitad…

De repente te encuentras siendo maestro, profesor…Ahora el tiempo, es parte de la escuela, que se traslada a la casa y llega para quedarse, por mucho más de lo que pensamos. Te encuentras haciendo tareas, explicando consignas, leyendo de dos para acompañar al estudiante, buscando tu artista interior para hacer la presentación que le piden…Aprendes de Zoom, videoconferencias, chats…Ahora tu tiempo es también tiempo de escuela

 Y puedes compartir más de lo que algún día pudiste haber imaginado, puedes cuidar a tus hijos con dedicación y esmero, puedes hacer con ellos más tareas de las que te suponías , puedes jugar, abrazar sin apuro, enseñar, hacer ver, corregir, comprender, entender, y ahora lo que pides es tiempo para ti. Y piensas constantemente que cuando acabe todo esto quieres regalarte un momento porque te sientes agotado. Y así sigues pidiéndole al tiempo, más tiempo.

Este aislamiento nos ha llevado al límite, entiendo cómo te sientes, que deseas que esto pase, que estemos sanos, que todos los que quieres estén bien…. toleras la situación , porque como si todo fuera poco, tus obligaciones siguen golpeando a la puerta. Y vas allí, como puedes, sosteniendo el trabajo, la profesión y haciendo esfuerzos y malabares nuevos, amigándote con la tecnología, extrañando tus momentos con amigos, con familia, ese andar suelto, recorriendo tu ciudad haciendo lo de todos los días…

¿Cuánto tiempo durará esta contingencia? ¿Cuándo volverá todo a la normalidad? Sin dudas la pregunta que está en todas las familias

¿Será entonces que el tiempo te trajo lo que tanto le pedías?

Poder estar más con tus hijos, y cómo lo hiciste, cuánto hiciste… Re-investaste tu vínculo con ellos, aprendiste a ser el adulto requerido, tal vez el que nunca imaginaste, y todo esto queda en tu familia como un valor nuevo, porque ya nada será lo que fue…

Vendrán otros tiempos, claro que sí, pero hoy seguimos juntos, aprendiendo en este tiempo que nos toca vivir, quiero especialmente agradecerte:

Porque sin Uds, familia, la escuela no hubiera sido posible, tu tiempo es en parte tiempo de la escuela.

Hoy los estudiantes de tu familia celebran serlo, felices en su día y nosotros como comunidad educativa, celebramos tenerte a la par , que estés ahí para que ellos puedan seguir siéndolo.

Esta carta es para vos, que le pones el hombro, que seguís confiando en el mañana por tus hijos, que tienes más incertidumbres que seguridades, que no sabes muy bien cómo vamos a salir de esta… Sin embargo, nunca dejaste de ocuparte y preocuparte por su educación, por eso gracias.

Si hoy en el colegio y en tu familia celebramos el día del estudiante es porque Uds estuvieron ahí junto a ellos, para hacer nuestra tarea posible .

Gracias familias

Los maestros, profesores y directivos del Colegio

Olavarría, 21 de Septiembre de 2020

Queridas familias:

Siempre estamos pidiendo tiempo, calidad de tiempo para estar en familia. Tiempo para conversar sin apuro. Tiempo para jugar con ellos. Tiempo para cuidar…

Tiempo. Qué variable que condiciona nuestros vínculos y nos llena de culpas por querer y no poder estar ahí: desde la escucha, el abrazo, la mirada, el arropar, el conversar con ellos para traer a la conversación aquello que habíamos acordado, como norma de familia, como algo entre él o ella y nosotros, sus padres.

El balance entre obligaciones y tiempo en familia, últimamente nos está dando resultados poco alentadores, sin embargo la vorágine en la que estamos nos está corriendo de lo importante, de lo esencial, de ese momento, que es ahora, hoy… que luego te lo cuentan, pero no es lo mismo. Sin embargo, la realidad nos empuja hacia las obligaciones, las responsabilidades, y ahí vamos: tratando de equilibrar el deber ser con el querer estar…

Este año, Marzo nos hizo replantear las rutinas, el afuera quedó en suspenso, el tiempo en casa ahora es todo. Y ahora sí, podemos estar , armar momentos como nunca antes pensamos, hacer actividades juntos, las que antes parecían una oportunidad de algún día …hoy puedes cuidar, conversar, atender, acompañar,observar… puedes volver a traer ese tema que quedó por la mitad…

De repente te encuentras siendo maestro, profesor…Ahora el tiempo, es parte de la escuela, que se traslada a la casa y llega para quedarse, por mucho más de lo que pensamos. Te encuentras haciendo tareas, explicando consignas, leyendo de dos para acompañar al estudiante, buscando tu artista interior para hacer la presentación que le piden…Aprendes de Zoom, videoconferencias, chats…Ahora tu tiempo es también tiempo de escuela

 Y puedes compartir más de lo que algún día pudiste haber imaginado, puedes cuidar a tus hijos con dedicación y esmero, puedes hacer con ellos más tareas de las que te suponías , puedes jugar, abrazar sin apuro, enseñar, hacer ver, corregir, comprender, entender, y ahora lo que pides es tiempo para ti. Y piensas constantemente que cuando acabe todo esto quieres regalarte un momento porque te sientes agotado. Y así sigues pidiéndole al tiempo, más tiempo.

Este aislamiento nos ha llevado al límite, entiendo cómo te sientes, que deseas que esto pase, que estemos sanos, que todos los que quieres estén bien…. toleras la situación , porque como si todo fuera poco, tus obligaciones siguen golpeando a la puerta. Y vas allí, como puedes, sosteniendo el trabajo, la profesión y haciendo esfuerzos y malabares nuevos, amigándote con la tecnología, extrañando tus momentos con amigos, con familia, ese andar suelto, recorriendo tu ciudad haciendo lo de todos los días…

¿Cuánto tiempo durará esta contingencia? ¿Cuándo volverá todo a la normalidad? Sin dudas la pregunta que está en todas las familias

¿Será entonces que el tiempo te trajo lo que tanto le pedías?

Poder estar más con tus hijos, y cómo lo hiciste, cuánto hiciste… Re-investaste tu vínculo con ellos, aprendiste a ser el adulto requerido, tal vez el que nunca imaginaste, y todo esto queda en tu familia como un valor nuevo, porque ya nada será lo que fue…

Vendrán otros tiempos, claro que sí, pero hoy seguimos juntos, aprendiendo en este tiempo que nos toca vivir, quiero especialmente agradecerte:

Porque sin Uds, familia, la escuela no hubiera sido posible, tu tiempo es en parte tiempo de la escuela.

Hoy los estudiantes de tu familia celebran serlo, felices en su día y nosotros como comunidad educativa, celebramos tenerte a la par , que estés ahí para que ellos puedan seguir siéndolo.

Esta carta es para vos, que le pones el hombro, que seguís confiando en el mañana por tus hijos, que tienes más incertidumbres que seguridades, que no sabes muy bien cómo vamos a salir de esta… Sin embargo, nunca dejaste de ocuparte y preocuparte por su educación, por eso gracias.

Si hoy en el colegio y en tu familia celebramos el día del estudiante es porque Uds estuvieron ahí junto a ellos, para hacer nuestra tarea posible .

Gracias familias

Los maestros, profesores y directivos del Colegio

Contacto

  • White Instagram Icon

Contacto

Nivel 

Nivel Inicial

Tel: 02284 420814

jardinlibertas@gmail.com

 

Nivel Primario

Tel: 02284 440342

libertas@fibertel.com.ar

Nivel Secundario

Tel:  02284 44-0942

colegio.libertas.olavarria@gmail.com

Direcciones

Moreno 2264,

Gral Paz y Alsina y

San Martín 2619. Olavarria, Pcia. de Buenos Aires.artín

© Copyright 2018 Todos los derechos reservados Colegio Privado Libertas.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now